¿Con qué frecuencia desechas un producto para actualizarlo a un modelo más nuevo, incluso cuando el anterior funcionaba bien? 

¿Con qué frecuencia tiene que comprar un electrodoméstico nuevo debido a daños menores en el actual? Probablemente más a menudo de lo que te gustaría.

Esto no es una coincidencia. Las marcas diseñan sus productos para que tengan una vida útil limitada para tratar de engañarte para que compres productos más nuevos que no necesariamente necesitas. Lo hacen mediante el uso de una estrategia llamada obsolescencia programada.

¿Qué es la obsolescencia programada?

¿Qué es la obsolescencia programada?

La obsolescencia programada es una táctica mediante la cual las empresas venden productos o servicios con una fecha de caducidad artificial. Hacen esto deliberadamente haciendo que los productos sean fácilmente perecederos o utilizando un marketing inteligente para que se sientan obsoletos más rápido de lo que lo harían naturalmente. 

El origen de la obsolescencia programada

La obsolescencia planificada como táctica comercial fue implementada por primera vez por el director ejecutivo de General Motors, Alfred P. Sloan, en la década de 1920 para competir con su rival Henry Ford, fundador de Ford Motor Company.

La estrategia de Sloan funcionó y los clientes comenzaron a actualizarse a nuevos modelos para seguir las tendencias actuales. Eventualmente, General Motors hizo ventas masivas, superando a Ford.

Cómo utilizan las empresas la obsolescencia planificada

Hoy en día, la obsolescencia programada ha evolucionado mucho más y está integrada en las estrategias comerciales centrales para garantizar ventas recurrentes y escalabilidad comercial.

Estas son algunas de las tácticas que usan las marcas para que sigas comprando:

1. Diseño de productos para vender bienes complementarios

Las marcas reducen los precios de los productos que necesitan un alto mantenimiento o bienes complementarios para funcionar. El bajo precio de un artículo te motiva a hacer una compra impulsiva. Luego, se te venden bienes complementarios repetidamente para ventas recurrentes. Tomemos las impresoras, por ejemplo.

Las impresoras están diseñadas para dejar de funcionar cuando los cartuchos de tinta alcanzan un cierto umbral, incluso si no están vacíos. Están diseñados con un chip que ordena al dispositivo que te avise incluso si solo uno de los colores está por debajo del límite establecido. Por lo tanto, te invitan a obtener un nuevo cartucho.

Relacionado  ¿Qué determina lo que YouTube muestra en tu feed?

2. Impulsar la obsolescencia percibida

La obsolescencia percibida es la práctica de hacer que los clientes sientan que los productos que poseen ya no están en contacto con sus necesidades actuales y empujarlos a comprar modelos más nuevos. En otras palabras, están engañando a los clientes sobre sus propias necesidades a través de técnicas de marketing inventivas que se centran en el estilo en lugar de la funcionalidad.

Las marcas lanzan autos, teléfonos, equipos y atuendos nuevos constantemente, comercializándolos como notablemente superiores y haciendo que los modelos anteriores parezcan obsoletos en comparación. 

3. Fabricación de piezas irremplazables y no reparables

Los fabricantes fabrican deliberadamente productos demasiado caros e innecesariamente difíciles de reparar, incluso por defectos menores. Esta estrategia tiene como objetivo convencerte de que “solo compres uno nuevo” en lugar de gastar en reparar su producto anterior. Te obliga a considerar omitir el costo de la reparación, ya que es casi tanto como el costo de un producto nuevo.

Cómo abordar la obsolescencia planificada

Ya es bastante malo que, según un informe de Statista, produzcamos más de 50 millones de toneladas métricas de desechos electrónicos cada año. Lo que es peor es que la mayoría de estos residuos se pueden reutilizar fácilmente .

Pero los esfuerzos de marketing de las marcas promueven una cultura subliminal de compra impulsiva que acelera la producción de residuos. Como resultado, ahora es la norma reemplazar un producto en lugar de repararlo.

Inspirar la transparencia en la tecnología, impulsar el derecho a la reparación

Las decisiones comerciales tomadas sin considerar el bienestar financiero del cliente solo benefician a la empresa y no respetan los principios éticos. La solución a esto es hacer que las operaciones comerciales sean más transparentes.

El progreso tecnológico sin priorizar la sostenibilidad alimenta el cambio climático. Como cliente, es tu derecho poder reparar lo que posees.

You May Also Like

Los algoritmos priorizan contenidos en medios sociales ¿Lo aprenden o se les entrena para hacerlo?

Las plataformas sociales podrían estar organizando la información de tu feed de…

La tecnología educativa y su papel en el proceso de enseñanza aprendizaje

La tecnología educativa ha transformado radicalmente la forma en que se lleva…

Ventajas de la tecnología educativa

La tecnología educativa, a menudo conocida como EdTech (una abreviatura de “Educational…

La sostenibilidad tecnológica, el papel de la tecnología en la sostenibilidad ambiental

La sostenibilidad tecnológica se refiere a la práctica de utilizar la tecnología…