La desinformación ha dejado de ser una actividad esporádica para convertirse en un lucrativo negocio con diversos involucrados.

Un debate interesante abre la puerta para que puedas tomar una postura:

  • ¿Puede combatirse la desinformación sin afectar la libertad de expresión?
  • Para combatir la desinformación ¿sería recomendable regular las plataformas sociales por marco legal o, del otro lado, sería mejor enfocarse en educar a las personas en actividades de contraste de información?

Depende tu situación personal, profesional, política, cultural o similar, puedes optar por una opinión u otra.

En algún punto sin embargo, alguna entidad u organización, debe dar un paso adelante en este proceso de control.

Lo que opinan las personas

Pew Research Center realizó un estudio que incluyó tres preguntas, con su respectiva metodología, con el fin de conocer, según la opinión de las personas quién debería hacerse cargo de combatir la desinformación.

Se entrevistó en total a 11,148 personas radicadas en Norteamérica, 48% dicen estar de acuerdo en que sea el gobierno quién se encargue de tomar acciones para combatir la desinformación, en contraparte 50% mencionan que no, qué la libertad de expresión debería ser protegida, incluso aunque esto signifique que información falsa pueda ser publicada.

59% de los encuestados trasladan la responsabilidad del control de la información a las empresas tecnológicas, sugiriendo que son éstas últimas las que deberían tomar acciones, incluso aunque esto signifique poner restricciones a la hora de publicar contenido.

Más interesante aún es que las opiniones parecen traspasar la edad de las personas, de manera generalizada se está trasladando la responsabilidad a las empresas tecnológicas independientemente de la edad.

Relacionado  Cómo los sistemas de clasificación en las redes sociales y los juegos pueden dañar tu salud mental

¿Cuál es tu postura?

You May Also Like

Cómo usar LinkedIn para promocionar tu negocio independiente

¿Quieres conseguir más clientes como trabajador independiente? Te mostramos cómo usar LinkedIn para…