Con la IA en auge en la industria creativa, no es de extrañar que la gente esté desesperada por saber cómo podría afectarles la tecnología.

El ámbito de la composición musical ha sido testigo de una transformación que algunos consideran excepcional, y tenemos que agradecer a la tecnología generativa de IA. Capaces de componer melodías, armonías, ritmos y letras intrincadas, los generadores de música de IA son cada vez más populares. Pero, ¿podría la música generada por IA hacer que la música humana sea más valiosa?

¿La música generada por IA hará que la música humana sea más valiosa?

¿Qué es la música generada por IA?

La música generada por IA es creada por inteligencia artificial utilizando una serie de algoritmos complejos. La música no está compuesta ni interpretada por músicos humanos, sino que toda la pieza musical es generada artificialmente por una máquina.

Al aprender de los datos musicales existentes, las máquinas pueden analizar y extraer patrones para formar composiciones originales que imitan la estructura de los patrones. Si tienes curiosidad, hay algunas herramientas de música IA impresionantes que puedes probar tú mismo.

¿Cómo se compara la música generada por IA con la música humana?

Si eres un músico que alguna vez grabó una pieza musical, es probable que te hayas encontrado con alguna forma de masterización de música con IA; si estás particularmente atento, es posible que te hayas dado cuenta. Pero para la persona promedio, con poco o ningún conocimiento musical, escuchando puramente por entretenimiento, no sería tan sencillo.

Pero, ¿qué pasa con una canción generada completamente a partir de IA, no solo la masterización, sino también los instrumentos, las melodías, el ritmo y la letra? A decir verdad, probablemente tampoco podrían diferenciar los dos, y al escuchar la pieza por primera vez, quizás un músico también se deje engañar. Pero hay algunas diferencias clave al comparar la música generada por IA y la música hecha por humanos.

Relacionado  Las 5 mejores herramientas criptográficas basadas en IA que puedes usar ahora mismo

Los humanos somos seres sociales. Buscamos experiencias relativas porque está en nuestro ADN buscar conexión. Cuando los humanos hacemos música, a menudo lo impulsa nuestra creatividad, emociones y experiencias personales, y tenemos la capacidad de tomar decisiones intuitivamente o improvisar durante el proceso de creación.

Por otro lado, la música que genera la IA se basa en algoritmos y patrones aprendidos de los datos musicales existentes, por lo que los resultados pueden sentirse derivados y existen límites para que una IA cree emociones complejas.

¿La música generada por IA hará que la música humana sea más valiosa?

Si la música generada por IA hará que la música hecha por humanos sea más valiosa es subjetivo y está abierto a interpretación, pero considera lo mencionado anteriormente.

Mientras que algunos argumentan que la música generada por IA podría potencialmente devaluar la música hecha por humanos al inundar el mercado con composiciones fáciles de crear, disminuyendo la singularidad y el valor artístico de la creatividad humana, otros no están de acuerdo. Los puntos de vista opuestos creen que la música generada por IA tiene el potencial de usarse como inspiración, colaboración y mejora en la creación de música hecha por humanos. 

Utilizando música generada por IA

Si bien la música generada por IA puede ofrecer nuevas posibilidades, es poco probable que reemplace por completo el valor inherente de la música creada por humanos.

You May Also Like

Los algoritmos priorizan contenidos en medios sociales ¿Lo aprenden o se les entrena para hacerlo?

Las plataformas sociales podrían estar organizando la información de tu feed de…

La tecnología educativa y su papel en el proceso de enseñanza aprendizaje

La tecnología educativa ha transformado radicalmente la forma en que se lleva…

Ventajas de la tecnología educativa

La tecnología educativa, a menudo conocida como EdTech (una abreviatura de “Educational…

Tecnologías que transforman nuestro entorno cotidiano

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, estamos constantemente interactuando con…