Consejos para perfeccionar tu rutina matutina de trabajar desde tu casa

Si trabajas desde tu casa, hacer que tu rutina matutina sea perfecta tendrá un gran impacto en la forma en que trabajas, y te sientes, durante el resto del día.

Los siguientes consejos te ayudarán en el proceso:

Despierta a la misma hora

Cuando trabajas desde casa, puede ser tentador quedarse en la cama hasta el último minuto posible. Si bien está bien darse un capricho y hacer esto en alguna ocasión, el consejo es ser más disciplinado y tratar de despertar a la misma hora todos los días.

No tienes que levantarte antes que todos, solo configura tu alarma para cualquier hora que sea realista y funcione para ti.

Evita conectarte a internet a primera hora

Necesitas establecer limites entre tu vida y tu trabajo.

Evita iniciar sesión tan pronto como te despiertes, a menos que sea urgente, tu bandeja de entrada y los mensajes instantáneos pueden esperar hasta que estés listo para comenzar a trabajar.

Si puedes, trata de no perder demasiado tiempo pensando en lo que sucede en las redes sociales.

Reduce tu tiempo frente a la pantalla al inicio del día tanto como puedas y recuerda que esto será en favor de mejorar tu productividad a lo largo del día.

Haz ejercicio

Nada nuevo aquí. Todos sabemos lo importante que es hacer ejercicio a diario. Entonces, ¡muévete y activa esas endorfinas!

Sal a caminar, haz algo de yoga ligero, ve al gimnasio o inscríbete en una clase en línea.

Relacionado  5 razones por las que la gente ama tanto los productos de Apple

Dúchate y vístete

Una vez que hayas hecho ejercicio, es hora de prepararse para el día.

Ducharse y vestirse antes de empezar a trabajar es clave. Te sentirás más confiado y concentrado.

Desayunar

Una vez que hayas hecho ejercicio y te hayas duchado, es hora de desayunar. Tómate tu café, té o lo que sea, pero asegúrate de hidratarte tanto en el desayuno como durante el resto del día.

Considera organizarte y preparar tu desayuno la noche anterior

Es fácil atiborrarse de galletas de chocolate y papas fritas cuando trabajas desde casa, pero trata de mantener una dieta equilibrada. Tu mente y tu cuerpo lo agradecerán.

Tareas de la casa

Reserva un tiempo cada mañana para hacer algunas tareas del hogar, esto te ayudará a sentirte más productivo antes de empezar a trabajar y estarás menos distraído por la posibilidad de ordenar o limpiar mientras estas sentado en tu escritorio.

Escucha música o un podcast

Comienza tu día con algo que te haga feliz. Podrías, por ejemplo, escuchar música mientras haces algunas tareas domésticas.

Ponte al día con tu podcast favorito y entra en la zona de concentración.

Establece tus metas para el día

Una vez que haya terminado tus tareas relacionadas con la casa, comienza a pensar lo que quieres lograr en el trabajo. Revisa tu lista de tareas pendientes y establece metas realistas para el día.

Limita tu tiempo frente a la pantalla y las distracciones

Para cumplir con los objetivos realistas que estableciste para el día, asegúrate de que las distracciones, como las redes sociales y las notificaciones automáticas, no te atrapen.

Cuanto menos tiempo dediques a tomar decisiones triviales, más tiempo tendrás para dedicarlo a las cosas que te importan y te hacen feliz.

You May Also Like

Mentor vs patrocinador vs coach ¿sabes en que se diferencian uno del otro?

Es casi seguro que hayas oído hablar de la importancia de contar…

5 formas de vencer la ansiedad social en tu trabajo

La ansiedad social ciertamente puede ser un desafío en el trabajo, pero…