Con el marketing de contenidos en pleno apogeo, seguramente a estas alturas ya sabes porqué es importante, como crear una buena estrategia, que elementos debe contener, que tipos de contenido suelen traer mejores resultados y cuales son los errores que debes evitar.

La buena noticia es que aunque no tengas un blog, el simple hecho de publicar en redes sociales te convierte en un creador de contenido.

La mala es que existen prácticas que en un afán por lograr buenos resultados, suelen ser contraproducentes.

Enseguida 3 prácticas del marketing de contenidos que deberías dejar de hacer ahora mismo:

1. Crear tanto contenido como puedas

En otras ocasiones he hablado sobre la importancia de ser consistente, entregar publicaciones de manera frecuente y crear un calendario como base para tu organización pero ¿qué sucede si no te alcanza el tiempo o simplemente no te encuentras inspirado?

El resultado serán publicaciones de poca calidad con el consecuente problema. Habrá usuarios que lleguen por primera vez a tu blog a través de esa página, y si el resultado no les agrada lo más probable es que no regresen.

Consejo:

En lugar de crear demasiadas publicaciones en cortos periodos de tiempo, deberías asegurarte de crear publicaciones que merezcan la pena ser leídas y compartidas.

Recuerda que siempre puedes hacer uso de elementos como infografías, vídeos o audios para complementar tus publicaciones.

2. Enfocarte sólo en lograr que tu marca luzca grandiosa

Las mejores piezas de contenido son aquellas que proporcionan información que no luce como marketing. Son útiles, interesantes o divertidas, es todo.

Relacionado  15 maneras de crear contenido digital (incluye más de 50 herramientas)

Si enfocas tus esfuerzos en hacer que tu marca luzca grandiosa, caerás en una estrategia de auto promoción y tu contenido lucirá como publicidad tradicional.

Tus publicaciones no deben hablar sólo de tu marca, enfócate en tu audiencia. Piensa en el contenido, temas y recursos que están buscando y que tu les puedes ofrecer.

Consejo:

A fin de ofrecer contenido que resuelva las dudas o necesidades de tu audiencia puedes responder las siguientes preguntas:

  • ¿Por cuál qué tipo de blog se sentiría atraída mi audiencia?
  • ¿Qué problemas, dudas o necesidades tienen que yo puede resolver?
  • ¿Cuál es el perfil de mi audiencia? (Edad, sexo, ubicación, redes sociales favoritas, etc.)

3. El contenido de calidad es bueno, pero no lo es todo

Si escribes contenido de calidad, la mitad del trabajo está hecho, la otra mitad es la promoción.

No hay nada peor que ser cuidadoso al elegir las palabras o imágenes que compartes en tus publicaciones si nadie está ahí para disfrutarlas.

Consejo:

  • Utiliza las redes sociales para compartir tu contenido.
  • Envía correos a tu base de suscriptores promoviendo tus mejores publicaciones.
  • Facilita que los usuarios compartan a través de botoneras sociales.
  • Realiza alianzas con otros creadores de contenido para promover mutuamente sus publicaciones.
  • Si tu presupuesto lo permite, utiliza anuncios pagados en medios sociales.
  • Únete a comunidades en redes sociales y participa en los debates.

Recuerda, aunque al principio parezca un trabajo duro, con el tiempo y la práctica lo dominarás hasta hacerlo de manera casi automática.

Imagen bajo licencia Creative Commons by Angus

You May Also Like

La estrategia de China para dominar -también- la industria del retail y la moda [Caso Shein]

Shein es una de las empresas chinas de retail más representativas a…

Las ventajas del marketing orientado a la experiencia

Uno de los errores más frecuentes es considerar al marketing como una…

El Neuromarketing, en la mente del consumidor y su decisión de compra

El neuromarketing es una rama de la mercadotecnia la cual está evolucionando…

6 secretos del cerebro humano que mejorarán tus estrategias de marketing

Aplica en el marketing y en distintas industrias: conocer la manera en…