Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Publicado en:

¿Qué es la neuroarquitectura?

La neuroarquitectura es una rama de la neurociencia, es decir, del campo de estudio del sistema nervioso. Básicamente, la neuroarquitectura tiene como objetivo el análisis y la explicación de la arquitectura y sus efectos en el estado de ánimo del ser humano.

A través del diseño emotivo, establece las pautas para construir edificaciones que mejoren nuestro bienestar y reduzcan nuestros niveles de estrés y ansiedad.

Con el objetivo de que el ser humano se sienta a gusto en los espacios que habita, la neuroarquitectura brinda soluciones a la influencia negativa que podría llegar a tener el diseño arquitectónico en nuestras emociones.

Principios de la neuroarquitectura

Los arquitectos se han preocupado por construir edificaciones en las que los seres humanos se sientan a gusto desde tiempos inmemorables. Sin embargo, la aparición de la ciencia de la neuroarquitectura como tal es más reciente.

El entorno modifica nuestras emociones e influye en nuestros estados de ánimo. Partiendo de esta base, la neuroarquitectura busca explicar este fenómeno y proporcionar respuestas que sirvan para mejorar el bienestar del ser humano.

Además, este campo de estudio está fuertemente ligado con la arquitectura sostenible ya que nos permite conectarnos con la naturaleza y mejorar, de esta manera, nuestra calidad de vida.

¿Cómo diseñar espacios siguiendo la neuroarquitectura?

El fin de la neuroarquitectura es que el ser humano se sienta cómodo con el espacio en el que se encuentra y, por lo tanto, logre obtener un estado de relajación óptimo.

La iluminación, los espacios verdes y los colores, junto con otros elementos de diseño arquitectónico, como los ángulos y las formas, sientan las bases para la construcción de espacios que sigan los lineamientos de esta ciencia. ¿De qué manera?

  • La iluminación es el elemento clave al diseñar nuevos espacios. La luz natural genera un ambiente más agradable y, por lo tanto, promueve nuestra concentración. Además, produce una sensación de conexión con los espacios naturales, lo que reduce el estrés. Por el contrario, la luz artificial obliga al cerebro a esforzarse más afectando negativamente la productividad.
  • Los espacios verdes ayudan a nivelar nuestra ansiedad y el estrés producidos por la sensación de encierro. Está comprobado que las edificaciones con grandes ventanales desde los que sea posible ver espacios naturales inciden en estado de ánimo del ser humano, promoviendo la calma y relajación. Al igual que la luz natural, los espacios verdes fomentan la concentración y mantienen la productividad.
  • La psicología del color establece los efectos que tienen las distintas tonalidades en el ser humano y su comportamiento. Por lo tanto, es de esperarse que los colores jueguen un papel clave en la neuroarquitectura. La naturaleza incide positivamente en nuestras percepciones y está comprobado que los colores ligados a ella, como el verde, el amarillo y el azul, reducen el estrés y promueven nuestro bienestar. Por esa razón, incorporar estas tonalidades en nuestras edificaciones hará la experiencia de permanecer allí más placentera. Además, las tonalidades rojizas captan nuestra atención e inciden positivamente en nuestros niveles de concentración.
Relacionado  Jamás inicies un sitio web sin antes verificar que cumples con los siguientes requisitos básicos

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Written by Cristian Monroy

Consultor en Marketing, Tecnología y Social Media. Más de 8 años desarrollando negocios y capacitando profesionales. ¿Tienes una idea? Te ayudo a hacerla realidad. Te proporciono información accionable y basada en la experiencia. La información es poder y yo te enseño a sacarle el máximo provecho.

Mi curso más reciente: Psicología social aplicada al marketing

Contrata artículos patrocinados en: Contacto

2456 posts

Un comentario

Responder
  1. Dentro de un ambiente también se refleja el desplazamineto de las energías, por regla general estructuras compuestas por ondas mecánicas, que tiene su grado de estabilidad y que se desplazan dentro del ambito de una casa y sus habitaciones, se reflejan como una apertura a los oidos , la modulación y la armonía son los que generan nuevas emociones, esto que trato de introducir humildemente es la descripción básica del arte de combinar los sonidos con sus cualidades , tonos y frecuencias : la música en un ambiemte es neuroarquitectura emocional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.