Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Publicado en:

De impresiones, promocionales y banderas publicitarias ¿realmente funcionan o es hora de olvidarlos?

La mejor promoción, sin resultados, no sirve mucho más que para ganar algún reconocimiento generalmente efímero.

Ser innovador no siempre involucra tecnología, se trata de encontrar nuevas maneras de llegar a tu público objetivo y sobre todo de alcanzar el fin último de toda promoción: la conversión.

De impresiones, promocionales y banderas publicitarias ¿realmente funcionan o es hora de olvidarlos?

Lo mejor es que existen medios que funcionaron, funcionan y seguramente seguirán funcionando, ejemplos de ellos tenemos varios: regalos corporativos, publicidad exterior no invasiva (las personas no odian la publicidad, realmente sólo odian la mala publicidad), banderas personalizadas, y en general cualquier superficie u objeto en donde se pueda imprimir.

La principal ventaja es que es fácil y si encuentras un proveedor que te ofrezca un equilibrio entre calidad y precio (si te encuentras en España HelloPrint presenta una de las mejores ofertas en la industria, misma que puedes conocer a detalle en su web, ahora bien, si radicas en México entonces Printero es una opción a valorar) el siguiente paso es dar rienda suelta a tu imaginación.

Además, las personas estamos generalmente acostumbradas a interactuar con este tipo de publicidad de manera natural, desde las activaciones de productos, pasando por los eventos corporativos hasta supermercados, hoteles, restaurantes, clubes deportivos, calles, oficinas y en prácticamente cualquier espacio.

No importa desde donde leas esta publicación, basta dar un vistazo a tu alrededor o dentro de tu bolsillo para encontrar algún bolígrafo, sello, sobre, agenda, taza, calendario, cuaderno, gorra o tarjeta de presentación que incluya alguna marca o logotipo. La usas, la trasladas y en algunos casos hasta la compartes.

El poder de la viralidad en acción 😉

Ahora imagina que es tu marca la que es directa o indirectamente recomendada a través de uno de estos productos o alguno relacionado.

Promoción efectiva, simple, no intrusiva (ya que se integra de manera natural en los objetos que usas a diario) y en comparación con otros medios mucho más económica.

Imagina éstas superficies como un lienzo en blanco en donde puedes plasmar lo que tu creatividad te dicte.

El resultado de tu promoción está de hecho ligado con el nivel de creatividad que apliques.

Un diseño aburrido o que no conecta con tu audiencia estará destinado al fracaso, sin importar el presupuesto o medio de promoción que utilices.

Pero, mucho se ha hablado de la decadencia de la publicidad impresa ¿no incluye eso a este tipo de artículos?

Este es un error común, especialmente entre las personas no tan versadas en la industria publicitaria.

Relacionado  Creación y evolución del marketing de influencia, una recomendación vale más que mil anuncios

Cuando se habla de publicidad impresa nos referimos a aquella que se encuentra en medios impresos, entre ellos:

  • Periódicos.
  • Revistas.
  • Folletos.
  • En esencia, aquella se encuentra en algún papel.

Entonces cuando hablamos de impresión sobre playeras, gorras, pañuelos, etc. ¿exactamente de qué hablamos?

La respuesta correcta viene de la mano de un término no tan popular: publicidad textil.

Y después existen aquellas complementarias como la publicidad interior o en el lugar de venta, que es la que se realiza de manera directa en el espacio físico donde se ubica una unidad de negocio, su correcta aplicación es una excelente manera de potenciar las ventas.

O la exterior, que agrupa carteles, marquesinas, vallas publicitarias y en general cualquiera que sea susceptible de ser utilizadas en vías públicas.

Si hiciéramos un análisis más profundo entonces tendríamos una extensa lista de tipos distintos de publicidad, cada uno con distintos fines y por supuesto agrupando distintos productos o servicios.

Una vez que se entiende la diferencia, es claro que no es tan sencillo afirmar que un medio se encuentra en su etapa de declive si antes no se ha realizado una identificación básica de los elementos que la conforman.

Es entonces cuando es momento de pasar a los hechos.

¿Dejas de utilizar un producto cuando notas que trae impresa una marca?

Si el producto te aporta algún beneficio funcional seguramente la respuesta es no. La mayoría de las personas los seguirán usando si les resultan útiles en sus actividades diarias.

Y es ahí donde está la clave.

Ofrece productos que formen parte de una experiencia agradable, que logre un vínculo entre la marca y el consumidor.

No es malo ofrecer bolígrafos con tu marca, lo malo es pensar que el solo bolígrafo servirá para crear lealtad.

Puedes pensar en los productos impresos como complementos, refuerzos para las experiencias o emociones que intentas transmitir a tus clientes.

Al final recuerda que cualquier campaña de promoción exitosa debe estar basada en un conjunto de elementos que, al interactuar entre sí, logran impactar de manera efectiva en la mente del consumidor.

Ahora y recuperando una frase de Walt Disney: “De todos los inventos para la comunicación en masa, las imágenes aún hablan el lenguaje universal más entendido”.

No estás reinventando el hilo negro, estás aprovechando una solución que ha demostrado complementar de manera eficiente tus actividades de promoción.

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Written by Cristian Monroy

Consultor en Marketing, Tecnología y Social Media. Más de 8 años desarrollando negocios y capacitando profesionales. ¿Tienes una idea? Te ayudo a hacerla realidad. Te proporciono información accionable y basada en la experiencia. La información es poder y yo te enseño a sacarle el máximo provecho. Contacto.

2015 posts

One Ping

  1. Pingback:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *