Con la aparición de las redes sociales mucho se ha especulado sobre el impacto real que tiene sobre los usuarios y sus consecuencias inmediatas, tales como la reducción del tiempo de atención en los textos y por supuesto dejar de lado los libros como principal fuente de información y conocimiento.

Ante esta problemática se han creado distintas campañas por parte de librerías y bibliotecas públicas con el fin de atraer de nuevo a los usuarios de estas redes que de lo contrario estarían destinadas a convertirse en verdaderos museos, siendo la última de estas realizada por la biblioteca pública de Milwaukee en la que se hace uso de logotipos de las principales redes sociales siendo sustituidos los nombres por ingeniosas frases. Buenos mensajes aunque sin duda habrá que hacer algo más.

Vía | Buzzfeed

Relacionado  5 formas interesantes de encontrar gente nueva en Twitter
You May Also Like

Cómo usar LinkedIn para promocionar tu negocio independiente

¿Quieres conseguir más clientes como trabajador independiente? Te mostramos cómo usar LinkedIn para…