Trabajo remoto

Incluso antes de la pandemia, la fuerza laboral dependía de cada vez más de tecnologías de colaboración remota, como las videollamadas.

La crisis global aceleró la adopción de estas herramientas y prácticas de trabajo de una manera sin precedentes. Para abril de 2020, aproximadamente la mitad de las empresas informaron que más del 80% de sus empleados trabajaban desde casa debido al COVID-19.

Ese cambio fue posible gracias a décadas de investigación y luego desarrollo de tecnologías que respaldan el trabajo remoto.

La definición de “híbrido” varía en otras organizaciones. Algunos trabajadores pueden estar en la oficina un par de días a la semana o incluso menos.

Trabajo remoto versus oficina

El trabajo en la oficina promueve la estructura y la transferencia, lo que puede aumentar la confianza entre la gerencia y los trabajadores. El desarrollo de una cultura organizacional ocurre de forma natural.

Esto es difícil de replicar en un entorno virtual, que a menudo se basa en la programación anticipada de reuniones en línea, aunque todavía es factible con suficiente planificación y comunicación.

No es perfecto

Es cierto que el trabajo híbrido se enfrenta a muchos de los mismos obstáculos que el trabajo presencial. La planificación y la comunicación deficientes, las reuniones ineficaces o innecesarias y la confusión sobre las responsabilidades de las tareas ocurren tanto de forma remota como presencial.

Quizás el problema más grande cuando se trabaja en casa: la tecnología y la seguridad. Las redes domésticas, un objetivo más fácil para las ciber amenazas, suelen ser más vulnerables que las redes de oficina.

Las organizaciones híbridas deben invertir por adelantado para solucionar estos problemas complicados y, a menudo costosos.

Relacionado  Instagram recuperara sus feed cronológicos

Establecer un entorno híbrido

No es necesario que todo el mundo esté presente en todas las reuniones, pero se requiere la delicadeza de la dirección para asegurarse de que nadie se sienta excluido.

Y los días sin reuniones pueden ayudar con la productividad y permitir a los empleados un bloque de tiempo interrumpido para concentrarse en proyectos complejos.

Escuchar a los empleados es fundamental para asegurarse de que el entorno híbrido esté funcionando. También lo es reconocer y recompensar a los empleados con felicitaciones en persona o virtuales por sus logros.

Los incentivos por desempeño como recompensas financieras o muestras de agradecimiento, incluida la entrega de alimentos, ayudan a desarrollar una cultura de apoyo que aumenta el compromiso de los empleados.

Finalmente: tanto gerentes como los empleados deben ser transparentes en su comunicación y comprensión de los planes híbridos. Deben existir políticas para definir qué tareas suceden en la oficina y de forma remota.

El acceso a comunicaciones fiables es fundamental, especialmente para el trabajo a distancia.

You May Also Like

Cómo los avances tecnológicos contribuyen a mejorar la calidad de vida

La tecnología es un tema que polariza. Internet está cambiando nuestras vidas.…

¿Qué es la moda digital y cómo funciona?

La ropa digital está ganando popularidad en los juegos y las redes…

La inteligencia artificial genera nuevos empleos, pero los trabajadores aún no tienen las habilidades necesarias

De acuerdo con el reporte de Empleos del Futuro del Foro Económico…

El papel de la inteligencia artificial en el mercado laboral actual

La inteligencia artificial (IA) es un término que se refiere a la…