7 características de un emprendedor de éxito

“Emprendedor”, un término muy utilizado pero pocas veces bien comprendido.

Emprender es la perfecta conjunción entre saber, querer y poder, dicho sea de paso, no es para todas las personas, de hecho, es bueno que no sea para todas las personas, pero vamos por partes.

El saber. Si bien es cierto que no es necesario un grado específico para emprender, el tener una formación en ADE como la ofrecida por la Universidad Isabel I, un MBA o similar serán grandes aliados al momento de consolidar un emprendimiento. Se trata de maximizar las probabilidades de éxito, y el conocimiento jamás está de más.

El querer. Esta es la parte que requiere convicción y pudiera parecer a simple vista falsamente simple. ¿Quién no quisiera dejar de depender de jefes, un horario, actividades repetitivas o similares? Claro, la mayoría de nosotros. Sin embargo, una decisión de emprendimiento basada solo en el querer está condenada al fracaso.

El poder. Un mito muy extendido en el emprendimiento es que cualquier persona, en cualquier circunstancia, incluso con recursos mínimos será capaz de sacar un emprendimiento adelante. La realidad es un poco distinta, existen circunstancias específicas, inherentes al emprendedor y del ambiente externo que ayudan a determinar el posterior éxito o fracaso de un proyecto empresarial.

Una vez hecha la introducción tienes acceso a 7 características de un emprendedor de éxito:

1. Pasión real

La pasión es un concepto romantizado. Algunas personas creen que la pasión es algo que las debe envolver día y noche con la motivación a tope para llevar a cabo su emprendimiento.

Que algo te guste es básico para comenzar a dedicarte a ello, pero se debe ser consciente que habrá buenos y malos momentos, también habrá distractores que te harán pensar que tu pasión ha cambiado, mantenerte en el camino depende de ti.

2. Resiliencia

En algunas culturas, a las personas desde pequeñas se les fomenta una aversión al fracaso. Fracasar, es malo. Debes evitar fracasar a toda costa. Si fracasas no eres bueno. Y frases relacionadas.

En la realidad los fracasos suelen dejar más enseñanzas que los éxitos, claro, no se trata de prever que fracasarás. Se trata más bien de tener un plan alternativo que te dirá exactamente qué hacer si las cosas no salen como deseas.

Una vez que el primer fracaso llega, tu capacidad para superarlo es la que te hará seguir adelante. Existen personas que al día siguiente de un fracaso están listas para comenzar de nuevo, hay a quienes les toma semanas, meses o incluso años, una vez más depende de ti.

3. Trabajar en equipo

¿Sabías que muchos inversores prefieren apoyar proyectos empresariales que cuentan con equipos multidisciplinarios que los formados por una sola persona?

Emprender no es algo que debas hacer en solitario. Tal vez al principio puedas hacerte cargo de distintas actividades, sin embargo, con el paso del tiempo, entre más crezca tu empresa, más te darás cuenta que necesitas ayuda profesional en cada una de las áreas funcionales de tu negocio.

Relacionado  La historia de la semana laboral de cinco días ¿es hora de replantear?

Planearlo desde el principio te ofrece una ventaja de cara al futuro. Rodéate de personas afines, pero con habilidades distintas, complementarias a las tuyas, delega cuando sea necesario y quédate realizando aquello en lo que eres bueno.

4. Visión

¿Qué harías si tuvieras más capital disponible para tu proyecto, o más recursos humanos, o mayor infraestructura?

Si eres capaz de imaginar distintos escenarios, esa es la visión del emprendedor.

Si crees que tus escenarios aún son limitados, no te preocupes, se trata de una habilidad que puedes desarrollar con la práctica.

Investiga qué está funcionando del otro lado del mundo, habla con persona con una cultura diferente, lee más libros, asiste a eventos (presenciales o virtuales), de esa manera lograrás ampliar tus perspectivas y dibujar escenarios en tu cabeza será cada vez más fácil.

5. Humildad para aprender

Nada acelera más el fracaso de un emprendimiento, como el hecho de que el fundador crea (la mayoría de las veces falsamente) que ya lo sabe todo.

Para seguir aprendiendo se requiere humildad, si una persona de 18 años puede enseñarme algo que no sé será bienvenido ese conocimiento, si una persona de 60 años puede hacer lo mismo, de igual manera aceptas ese conocimiento.

Al final no se limita a la edad, puedes aprender algo de todas las personas, ir con esa perspectiva ante la vida te abrirá también muchas oportunidades.

6. Liderazgo

Igual que el capitán que dirige un barco, para llegar a tu objetivo requieres personas afines.

Pero, esas personas solo te seguirán si encuentran en ti una razón para unirse a tu visión, a tu emprendimiento.

El liderazgo se tiene que ganar, con acciones, con resultados. Si eres capaz de transmitir tus mensajes, tus objetivos de manera clara, y sobre todo funcionan, las personas te seguirán e invitarán a otros a hacerlo. Hay líderes que nacen, pero otros se hacen, en cualquier caso, puedes ser uno de ellos.

7. Práctico

Saber cómo planear es básico, pero llevar lo planeado a la ejecución se convierte en un arte.

Reaccionar ante situaciones adversas, o resolver los problemas sobre la marcha, son escenarios ante los que solo un profesional que ha hecho lo que predica podrá enfrentarse.

Escribir en un papel es fácil, salir al mundo real y practicar, eso amigo mío, es lo complicado.

Conclusiones

Emprender requiere ganas, trabajo, esfuerzo, motivación, conocimiento y un conjunto extra de competencias, algunas desarrolladas de manera innata, otros tantos necesitan de un mentor o profesional con experiencia capaz de mostrarte atajos, técnicas o metodologías a través de las cuales lograr un emprendimiento exitoso.

Emprender no es un camino en línea recta y si una carrera de obstáculos. Eso sí, al final, en la meta te espera algo que pocas personas logran en la vida.

¿Estás listo para emprender? El mejor momento para comenzar era el año pasado, el segundo mejor momento es ahora.

You May Also Like

El bucle O.O.D.A. o ¿qué tan rápido puedes tomar una decisión?

El bucle O.O.D.A. (Observe – Orient – Decide – Act) es en…

Las 56 habilidades que requiere el nuevo mercado laboral y su vínculo con la educación

En la actualidad la mayoría nos hemos dado cuenta, e incluso vivido,…

El ecosistema empresarial chino ¿un mundo aparte?

Desde la década de 1990, China intentó emular el modelo empresarial de…

6 principios psicológicos que facilitan que las personas sean persuadidas

En una época en la que la información está al alcance de…