Este es el color más feo del mundo que de hecho ayudará a la gente a dejar de fumar

Es considerado como el color más feo del mundo y ha sido relacionado con la muerte y la suciedad, sin embargo ha ayudado a cumplir con un propósito importante: hacer que la gente deje de fumar.

Se trata del Pantone 448 C también conocido como “couché opaco”, seleccionado después de 3 meses de estudios realizados por la agencia GfK.

Fue el gobierno australiano el que contrató los servicios de la agencia para encontrar un color tan repugnante que, una vez colocado en las cajetillas de cigarros, disuadiera a la gente para dejar de fumar.

Ha demostrado tal eficacia que la misma medida ha sido tomada por el Reino Unido, Irlanda y Francia, países en donde ya se pueden encontrar empaques de cigarrillo con este color adjunto.

Qué opinas ¿lo suficientemente feo para impedir la compra de un producto? Al final todo es cuestión de percepción.

Relacionado  El efecto de mera exposición y como los museos lo aprovechan para vender más mercancías