¿Crecer o decrecer? Esa es la cuestión

El decrecimiento es un término utilizado para definir un movimiento social, económico y político que critica abiertamente la teoría del crecimiento económico.

El movimiento se enfoca en las consecuencias, tratadas como inherentes, del aumento en la productividad y el consumismo, entre ellas:

  • Un detrimento en la calidad del medio ambiente.
  • Un detrimento en la salud de la flora y la fauna, de la que los humanos dependen.
  • Incremento de daños colaterales como la pobreza o el desarrollo no sustentable, entre otros.

En complemento las propuestas incluyen:

  1. Reducir el impacto ambiental de la actividad humana.
  2. Redistribuir el ingreso y la riqueza dentro y entre los países.
  3. Promover la transición de una sociedad materialista a una social y participativa.

Pero ¿poner un freno al crecimiento económico puede tratarse de una solución viable?

El mito del decrecimiento

Es conveniente que en todo momento, antes de tomar una postura, conozcas los diferentes puntos de vista.

Intentar reducir el consumo y la producción asociada, detener el crecimiento económico, resulta como poco, inviable.

De hecho, de manera irónica, son precisamente los países más ricos los que han logrado minimizar el impacto de la producción en el medio ambiente.

Contaminan menos, utilizan menos agua y tierras, además consumen menos recursos naturales entre otras cosas.

Aumentar la productividad entonces, no puede verse como un juego de suma cero en donde la otra variable es el medio ambiente; generar más bienes y estimular el consumo no siempre es sinónimo de más contaminación o mayor daño ambiental.

Una de las posible formas de disminuir la contaminación, más que frenando la economía, es a través de mejoras regulatorias:

Los cambios en la regulación ambiental, más que los cambios que en la productividad y el comercio, cuentan más para la reducción de emisiones.

Joseph Shapiro y Reed Walker

China se ha convertido en un gran caso de estudio, no solo ha tenido un crecimiento económico exponencial, entre 2013 y 2017 ha disminuido la contaminación del aire en alrededor de 30% en la áreas más densamente pobladas.

Relacionado  2 ejemplos de correos que puedes enviar junto con tu CV a los reclutadores

El argumento del decrecimiento parece perder fuerza frente a las estadísticas.

La innovación acompañada de tecnología ha venido a aumentar la productividad en diversas industrias, los procesos se han eficientado, y todo eso es posible en gran parte a que existe la economía necesaria para lograrlo.

Eliminar o dejar de ver lo que se ha logrado es mirar hacia atrás, una perspectiva en contra del crecimiento que en poco o nada ayuda a detener el daño ambiental qué, como parte de un todo, debiera ser un tema prioritario que nos ocupe a todos.

You May Also Like

El arte de la imitación ¿Qué hacer si alguien copia mi modelo de negocio?

Primero el contexto, esa gran idea que recién tuviste no te pertenece.…

Guía empresarial para superar una crisis, aplica a empresas de cualquier giro y tamaño

Las crisis, de cualquier tipo, se dan debido a diversas causas, son…

Producto Interno Bruto vs. Felicidad Nacional Bruta, la importancia de elegir métricas adecuadas

En 1968 Bobby Kennedy hacía un planteamiento cuanto menos curioso e interesante:…

Los estudiantes de MBA creen que el liderazgo es una de sus habilidades más importantes, empleadores no coinciden

Los estudiantes de un MBA esperan ansiosos tomar el control de los…