Las 20 principales razones por las que las startups fracasan

Ser dueño de tu propio tiempo, no tener horarios ni tope de sueldo y no rendir cuentas a ningún superior, son sólo algunas de las ventajas de tener tu propia empresa.

Sin embargo, el camino no es tan fácil como la mayoría imagina y el éxito muy pocas veces depende de la buena suerte, nunca la frase “si fuera fácil cualquiera lo haría” ha encajado tan bien en una situación.

El hecho es innegable, por cada emprendedor que tiene éxito hay muchas decenas (o cientos) de ellos que fracasan.

De los errores se aprende, y mucho, y aunque se trata de una frase repetida hasta el cansancio, en la práctica son pocas las personas que los saben aprovechar de manera correcta.

La siguiente imagen creada por Lance Surety Bonds y basada en un estudio realizado por CB Insights te muestra las 20 principales razones por las que las startups fracasan.

El top 10 de ellas queda compuesto por:

1. No hay una necesidad en el mercado (42%)

La idea es resolver un problema o satisfacer una necesidad. Increíblemente, las empresas que fracasan nunca tuvieron eso en mente y terminan ofreciendo algo que creen que gustará a las personas.

Cuando el producto o servicio es lanzado y no existe la demanda esperada, comienza el declive (sí, justo después del lanzamiento). Empresas que nunca llegan encontrar su lugar en el mercado.

Relacionado  Las 'startups' que están liderando el camino hacia el futuro

2. Quedarse sin dinero

No sucede sólo en las etapas de lanzamiento. Existen empresas que en un inicio reciben financiamiento y en el proceso el dinero es malgastado quedando literalmente en la ruina.

3. No elegir el equipo correcto

Falta de motivación, de experiencia o de perspectiva, solas o en conjunto contribuyen al declive de una organización.

4. Ser superado por la competencia

Una combinación de diferentes factores entre los que se incluyen la motivación y la experiencia, pueden llevar a que una empresa supere a otra de manera inesperada.

5. Temas relativos al precio o costo

Algunas empresas crean productos excelentes, pero costosos, sin una adecuada fijación de precios y elección del mercado objetivo las consecuencias para ellas pueden ser fatales.

6. Productos pobres

Si el enfoque principal de los fundadores de la empresa no es el producto, los resultados finales pueden ser decepcionantes para los usuarios.

7. No hay modelo de negocio

Una gran idea no basta. Los fundadores deberían tener una estrategia de monetización desde el principio.

8. Marketing deficiente

Puedes tener un gran producto, pero no se anunciará sólo. Incluso cuando se hace la promoción se debe saber elegir la audiencia y los canales correctos.

9. Ignorar a los clientes

Las distracciones o disputas pueden desviar el foco de los clientes y sus necesidades.

10. Producto fuera de tiempo

Lanzar un producto demasiado rápido o demasiado lento puede ir en detrimento del éxito de un proyecto.

Las 20 principales razones por las que las startups fracasan