El bucle O.O.D.A.

El bucle O.O.D.A. (Observe – Orient – Decide – Act) es en realidad una estrategia militar descrita en los años cincuenta por el aviador coronel de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos John Boyd.

Se basa en el reconocimiento de un proceso que se ejecuta al momento de tomar una decisión, consta de cuatro etapas e involucra tanto acciones conscientes como inconscientes: observación, orientación, decisión y acción.

En un escenario en el qué compitas contra un oponente, el ganador será aquel capaz de ejecutar el bucle más rápido.

Pero, aún sin competencia, se trata de un proceso que se repite de manera constante.

El proceso de toma de decisiones

Una de las premisas del bucle O.O.D.A. es que la velocidad al momento de tomar una decisión logra superar al poder.

Una persona que logra ejecutar el bucle de manera más veloz logra observar más rápido el escenario, se orienta, decide y actúa en consecuencia. Entre más información recopiles durante el proceso más poder tendrás.

Por el contrario, realizar el proceso de manera lenta te paraliza, tardarás mucho o simplemente no llegarás a la acción.

Observación

Las preguntas fundamentales en este punto son:

¿Cuál es la situación actual?

¿Qué cosas necesito saber?

¿Qué está haciendo mi competidor?

¿Qué voy a hacer yo?

La idea es no detenerte a ser tan específico en las respuestas. Tu objetivo es completar el bucle las veces necesarias, en cada uno puedes ir siendo cada vez más específico.

Orientación

Ya que sabes qué está sucediendo es hora de preguntarte ¿Cómo puedo mejorar mi posición?

Relacionado  No todo lo que se mide se puede mejorar, el porqué tus métricas pueden no estar funcionando

Esta etapa tiene como objetivo la eliminación de obstáculos, ya sea físicos o mentales.

Decisión

En esta etapa intenta captar tanta información, tan rápido como te sea posible.

Crea una hipótesis y evalúa las posibles alternativas.

Acción

Muchas de las primeras pruebas que hagas van a fallar. Esto no es necesariamente mala, ya que cada bucle que terminas te deja algo más importante: aprendizaje sobre lo que no funciona.

Identificar lo que no funciona te da más oportunidad de encontrar lo que sí lo hace.

Ejemplos de aplicación del bucle O.O.D.A.

Uno de los puntos fuertes del proceso es su simplicidad, no es necesario que lo compliques o intentes hacer análisis innecesarios.

Clubhouse, por ejemplo, es una aplicación que permite participar en salas donde sólo se comparte el audio. Una propuesta interesante aunque en sus inicio únicamente disponible para iOS. Tardó meses en ofrecer la alternativa para Android, lo cuál fue aprovechado por varios jugadores más fuertes en el mercado digital.

Instagram Live Rooms, Telegram Voice Chat, Linkedin Live Audio Rooms, Facebook Audio Rooms, Spotify GreenRoom, Discord Stage Channels, por mencionar algunos de los competidores más grandes, la mayoría con más recursos y mayor conocimiento del mercado pero sobre todo fueron capaces de ejecutar el bucle O.O.D.A. más rápido.

Otro ejemplo más, la construcción de un hospital es una acción que puede llevar años o incluso décadas.

China logró construir un hospital con capacidad para mil camas en sólo seis días, una veloz ejecución del bucle.

En resumen, observar demasiado te puede llevar a la parálisis en la toma de decisiones, la acción supera al miedo, acelera tu bucle O.O.D.A.

You May Also Like

Las 56 habilidades que requiere el nuevo mercado laboral y su vínculo con la educación

En la actualidad la mayoría nos hemos dado cuenta, e incluso vivido,…

El ecosistema empresarial chino ¿un mundo aparte?

Desde la década de 1990, China intentó emular el modelo empresarial de…

7 características de un emprendedor de éxito

“Emprendedor”, un término muy utilizado pero pocas veces bien comprendido. Emprender es…

Generar utilidades o morir, la decisión que puede cambiar tu percepción hacia la economía colaborativa

Cuando una empresa se presenta ante sus clientes potenciales puede hacerlo explotando…