Inteligencia artificial que contrata y despide empleados

Una de las principales diferencias entre la inteligencia artificial y las personas radica en el criterio aplicado a la toma de decisiones.

En este momento ya no es una novedad, muchas empresas están haciendo uso de algoritmos para automatizar la toma de decisiones simples.

Uber por ejemplo, asigna viajes a sus conductores de manera automática, sin intervención humana.

Amazon utiliza la inteligencia artificial para vigilar a sus empleados dentro de los almacenes.

En las actividades mencionadas y otras relacionadas no hay supervisión humana, a menos que una situación específica así lo requiera, la mayoría no la requieren.

La Inteligencia Artificial y su responsabilidad

A medida que la inteligencia artificial se vuelve más sofisticada, los riesgos de delegarle responsabilidades para las que puede no estar preparada se vuelven más evidentes.

El Congreso de Sindicatos, federación con sede en Inglaterra y Gales, ha alertado sobre “grandes brechas” en las leyes laborales en el Reino Unido, y seguramente en muchos más países del mundo, referente al uso de la inteligencia artificial en el trabajo.

Según el mismo Congreso, los algoritmos podrían estar contratando y despidiendo personas, lo cuál hace necesarias modificaciones a las leyes.

Sin reglas claras, el uso de la inteligencia artificial en el trabajo podría expandir también la discriminación y los tratos injustos, especialmente para aquellos con trabajos pocos seguros y los relacionados con economía colaborativa.

Frances O’Grady, Secretaria General del Congreso de Sindicatos

La situación en algunas industrias es más compleja de discernir, hay ocasiones en que un humano es el encargado de tomar una decisión, aunque si lo hace en base solamente a la información proporcionada por la inteligencia artificial, entonces la toma de decisiones humana es solo una ilusión.

Relacionado  5 funciones que llegarán a Threads de Meta

Existen casos ya documentados, recientemente por ejemplo, dos repartidores de Uber Eats alegan haber sido despedidos porque el software de reconocimiento facial no fue capaz de reconocer sus rostros.

Uber por su parte afirma que siempre se realiza una verificación que involucra la supervisión por parte de una persona antes de decidir el despido de algún trabajador.

Los algoritmos son útiles pero aún están lejos de ser perfectos.

Con todo y eso ¿está lista la inteligencia artificial para tener tanta responsabilidad?

You May Also Like

Los algoritmos priorizan contenidos en medios sociales ¿Lo aprenden o se les entrena para hacerlo?

Las plataformas sociales podrían estar organizando la información de tu feed de…

Tecnologías que transforman nuestro entorno cotidiano

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, estamos constantemente interactuando con…

DATAtab, alternativa simple y efectiva a SPSS, Minitab, SAS, R

La estadística desempeña un papel fundamental en el mundo de los negocios…

Cómo la tecnología ayuda al medio ambiente

En la era actual, la preocupación por el medio ambiente ha alcanzado…