Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Publicado en:

¿Crees que tu teléfono móvil pudo haber sido hackeado? Averígualo y en su caso soluciónalo

El teléfono móvil se ha convertido en un dispositivo omnipresente, te acompaña a todos lados y el abanico de cosas que puedes hacer con él deja poco margen a la imaginación.

Piensa por un momento la cantidad, y el tipo, de información que almacenas en éste; fotografías, vídeos, información bancaria, correos electrónicos, estos últimos que incluyen de por sí información privada, entre otros.

¿Que pasaría si alguna persona no autorizada tuviera acceso a esa información?

Identifica si tu teléfono móvil ha sido impactado por algún hackeo

Vamos a partir de un hecho, cualquier persona, cualquier dispositivo es susceptible de ser hackeado.

En ocasiones puede ser el azar el que elija tu dispositivo, en otras ocasiones podría tratarse de un ataque directo.

Recuerda que tu información tiene un valor, mientras haya alguien dispuesto a pagar por la información de otra persona, entonces habrá un mercado activo, atractivo y potencialmente redituable.

Un acceso no autorizado a tu dispositivo se puede hacer en segundos, desde un enlace en el que has hecho clic, una aplicación descargada desde un origen desconocido o conectarte desde una red Wi-Fi pública, por mencionar algunas.

Enseguida tienes algunas maneras de identificar si tu teléfono móvil ha sido víctima de un ataque de este tipo:

1. Comportamiento anormal de tu dispositivo

Cuando un dispositivo ha sido infectado comienza a mostrar un comportamiento errático.

Aplicaciones que se abren de pronto, un teléfono móvil excesivamente lento, reinicios no programados o la sensación de que se maneja solo son indicios de que el móvil pudo haberse visto afectado.

2. Incremento en el uso de los datos

Primero es importante aclarar, un aumento en el uso de los datos puede deberse a varias causas, entre ellas: cargar imágenes con alta calidad, actualizaciones automáticas del sistema o las aplicaciones y acceder a velocidades más rápidas en la red.

Si nada de lo anterior ha sucedido entonces es probable que el teléfono móvil haya sido infectado.

Para tener certeza de lo que sucede puedes dirigirte, en Android a Ajustes –> Redes móviles –> Datos móviles y una vez ahí identificar las aplicaciones que mayor número de datos están gastando.

Si tienes iPhone ingresa en Configuración –> Datos celulares y tendrás acceso a la misma información.

Relacionado  El auge del stalkware, la tecnología mal aplicada y recomendaciones para mantenerte seguro

Si notas aplicaciones que no conoces o no recuerdas haber instalado, prueba intentar desinstalarlas y verificar si el problema se resuelve, en caso contrario habrá que tomar otras medidas que verás más adelante.

3. Desempeño mediocre del dispositivo

Si el teléfono móvil se sobrecalienta, las aplicaciones tardan demasiado tiempo en abrir o la batería se agota a niveles anormales, también son señales de una posible infección.

Para verificar el uso específico de la batería, en Android dirígete a Ajustes –> Batería –> Uso de la batería.

En iPhone puede ir a Configuración –> Batería.

Desde ahí identifica que aplicaciones están consumiendo más batería, igual que en casos anteriores, cualquier aplicación que notes desconocida puede ser la causa del problema.

4. Compras no reconocidas realizadas con tu tarjeta de crédito

El robo de información de tu tarjeta de crédito puede realizarse tanto en línea como en tiendas físicas.

Si introduces los datos de tu tarjeta en el móvil verifica que se trata de un sitio seguro, con reputación, certificado SSL incluido y siempre es bueno aplicar el sentido común.

Soluciona el problema de un teléfono móvil infectado o hackeado

Si ya identificaste el problema es hora de conocer la solución.

Verifica manualmente las aplicaciones instaladas

Cuando una persona no autorizada desea tomar el control de tu dispositivo instalando una aplicación, lo primero que hará será esconder el icono de la pantalla principal.

Por eso, la mejor manera de tener una lista de tus aplicaciones instaladas es verificarlas manualmente desde el administrador de aplicaciones.

En Android puedes ir a Ajustes –> Aplicaciones –> Aplicaciones.

En iPhone puedes ir a Configuración y desplazarte a la parte final para tener acceso a la lista de todas las aplicaciones instaladas.

Identifica los permisos que has dado a las aplicaciones

Hay ocasiones en que aplicaciones que parecen legítimas han sido infectadas para solicitar más permisos de los que necesitan.

En Android visita Ajustes –> Privacidad –> Administrador de permisos.

En iPhone visita Configuración –> Privacidad.

En ambos casos podrás verificar los permisos que has dado a cada aplicación y, en su caso, limitarlos o eliminar la aplicación.

Restaurar el teléfono móvil

Es la última opción que deberías considerar, pero si nada de lo anterior funciona tal vez restaurar el teléfono móvil a sus valores de fábrica podría ser la solución definitiva.

El contra de esta opción es que perderás todos los datos almacenados en el dispositivo, lo ideal es tener respaldos de preferencia en varias ventanas de tiempo, de esta manera te aseguras de que no estás restaurando con la infección incluida.

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Written by Cristian Monroy

Consultor en Marketing, Tecnología y Social Media. Más de 12 años desarrollando negocios y capacitando profesionales. ¿Tienes una idea? Te ayudo a hacerla realidad. Te proporciono información accionable y basada en la experiencia. La información es poder y yo te enseño a sacarle el máximo provecho.

Mi curso más reciente: Psicología social aplicada al marketing

Contrata artículos patrocinados en: Contacto

2533 posts