Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Publicado en:

9 tips para pagar menos en tu hipoteca

9 tips para pagar menos en tu hipoteca

Siempre andamos buscando cómo ahorrar en cada gasto que tenemos en nuestras vidas. Pero pocas veces nos damos cuenta que también podemos ahorrar en nuestros créditos con los bancos. Te contamos a continuación algunos tips para pagar menos en tu crédito hipotecario

1. Modifica la tasa de interés

¿Se puede modificar la tasa de interés?

Pues sí. Tal vez no lo sabías, pero puedes negociar los términos de tu crédito hipotecario en cualquier momento. Al modificar la tasa de interés estarás impactando directamente en el monto total de intereses que pagarás. Tal vez no sea fácil conseguirlo con la misma entidad bancaria que te otorgó el crédito, pero si con otro banco. Puedes considerar la opción de buscar a un broker hipotecario, como RebajaTusCuentas.com, para que te asesore en el traspaso de tu deuda a otro banco.

2. Cambia el plazo de tu crédito

Las tasas de interés están estrechamente relacionadas con el plazo del crédito: es el valor del dinero en el tiempo. Al tomar el crédito hipotecario decidiste tomarlo a determinado plazo, por ejemplo, 15 años. Por ese plazo, más el análisis de otras variables, el banco te dio determinada tasa.

Luego de pagar algunas (o varias mensualidades) puede que tu situación económica cambie y puedes evaluar cambiar el plazo y disminuir el tiempo de la hipoteca.

La pregunta es: ¿tienes recursos para pagar una mensualidad más alta? Podrías renegociar el plazo y reducir el tiempo del crédito. A menos meses, menos mensualidades. A menos meses, pagarás en el tiempo menos intereses.

3. Endosa tus seguros al crédito

En cualquier momento de la vigencia de tu crédito hipotecario tienes la posibilidad de decidir si utilizas los seguros de vida y de inmueble ofrecidos por el banco o los contratas directamente con la aseguradora de tu preferencia. En ocasiones, esta suele ser la mejor alternativa.

Sin embargo, antes de hacer el cambio verifica:

  • El valor de ambas pólizas, con el banco y con la aseguradora, y compáralas.
  • La tarifa que cobrará el banco por el estudio tus pólizas cada año.
  • Las coberturas que te ofrece tu aseguradora deben ser suficientes para que el banco pueda aprobar el endoso del seguro.

Las pólizas son un asunto serio. El banco tiene la obligación de constatar que, en caso de algún problema, el bien y tu estén debidamente garantizados.

4. Amortiza la deuda cada vez que puedas

Si tienes un ingreso extra, o un buen fondo de ahorros, puedes utilizarlos para abonar al capital de tu deuda. Cuando estás pagando un crédito, y tienes algunos ingresos extras, es posible que desees usarlo para cancelar parcialmente tu deuda. La banca te permite dos opciones: realizar un pago anticipado del préstamo o cancelar por adelantado algunas cuotas. Te explicamos a más detalle la diferencia entre ambas opciones:

Pago anticipado

En esta opción se da una amortización de capital, te resulta mucho más conveniente que el adelanto de cuotas. La amortización de capital es un pago extraordinario que realizas para devolver parte del capital solicitado. Ya que estás reduciendo la cantidad de capital adeudado, los intereses se calcularán sobre una base menor, y lograrás disminuir el costo de tu préstamo. Disminuir el valor total de la deuda tiene efecto sobre los intereses. Debes menos, pagas menos por el dinero prestado.

Cuando quieras realizar este tipo de pago debes asegurarte de indicar al banco que “quieres abonar a capital” para evitar cualquier confusión.

Adelanto de mensualidades

Puede parecerte una buena idea cancelar por adelantado algunas mensualidades, pero en realidad no es así. Cuando pagas por adelantado, no obtienes ningún beneficio significativo, más allá de liberarte de tu obligación de pago en algunos meses futuros. Como su nombre lo dice, solo pagarás de manera adelantada futuras mensualidades. Al final deberás cancelar el mismo monto original (incluidos los intereses), por el préstamo solicitado.

9 tips para pagar menos en tu hipoteca

5. No te retrases en las fechas de pago

Este punto parece evidente, pero no está de más recordarlo. Pagar a tiempo cada mensualidad evitará que el banco te cobre intereses moratorios por los días de atraso. Recuerda que cada vez que te aplican un interés por mora, surge un desembolso que no estaba contemplado en tu crédito hipotecario ni en tus finanzas personales. Un buen historial crediticio te permitirá obtener mejores condiciones, si en algún momento te ves en la necesidad de renegociar los términos de tu deuda con alguna otra entidad.

Lee también  Los trucos que utiliza Walmart para hacerte gastar más dinero en sus tiendas

6. Recibe tus estados de cuenta de manera virtual

Cada peso cuenta, y este tip va para evitar esos gastos hormiga que no vemos. Si puedes recibir el estado de cuenta de tu hipoteca (y de tus otros créditos) por correo electrónico, no lo sigas recibiendo físicamente en tu casa u oficina. Pide al banco modificar ese canal de notificación, pues los envíos físicos suelen tener un costo adicional mensual.

7. Modifica el tipo de mensualidad

Tal vez al inicio decidiste tomar tu crédito hipotecario con mensualidades crecientes, que son las que empiezan siendo un poco más bajas y con el tiempo van aumentando ligeramente. La naturaleza de este tipo de mensualidad hace que pagues más intereses que con la mensualidad fija.

Entonces lo que te conviene es cambiar tus mensualidades de crecientes a fijas. Si es que no lo puedes lograr con tu banco, intenta conseguir que otro banco compre tu deuda y que te brinde las condiciones que deseas.

8. Deduce el pago de intereses de tu impuesto a la renta

Si posees un crédito hipotecario, gozas también del beneficio fiscal que te permite reducir el pago que haces por concepto de Impuesto Sobre la Renta o ISR.

El único requisito para deducir intereses hipotecarios del ISR es la llamada Constancia de Intereses Reales Pagados, documento que es emitido por el banco que te otorgó el crédito hipotecario. Este es emitido de forma gratuita, y en la mayoría de los casos, lo puedes descargar desde tu cuenta virtual del banco. Ten presente que dicha constancia solo será aceptada por el SAT, si contiene la siguiente información:

  • Nombre del titular del crédito.
  • Domicilio de habitación del deudor hipotecario.
  • Registro Federal de Contribuyentes (RFC) del titular del crédito.
  • Ubicación del inmueble hipotecado.
  • Intereses nominales y reales pagados durante el ejercicio fiscal.

Sobre intereses reales hipotecarios: Son deducibles los intereses pagados por los créditos hipotecarios de la casa o habitación donde vive el contribuyente. El monto total del crédito otorgado no debe sobrepasar las 750.000 unidades de inversión UDIS. Las cuales son equivalentes en pesos a $4.684.115. para el año 2019. Esto también es aplicable a los créditos de INFONAVIT y de FOVISSSTE.

9. Cambia tu crédito de banco

Si tu banco se niega a modificar las condiciones de tu crédito, la nueva ley bancaria te permite trasladar el resto de tu deuda a otro banco. En el traslado es que puedes negociar nuevas condiciones para tu crédito, un diferente plazo, tasa de interés, tipo de mensualidad, entre otros.

El proceso para hacerlo se conoce como “portabilidad hipotecaria” o “movilidad hipotecaria”, en los bancos se conoce como “subrogación hipotecaria”.

Todo estos tecnicismos se refieren a que tu banco vende tu deuda hipotecaria a otra institución, que te la seguirá cobrando a ti, pero en condiciones que van a suponer que mes con mes pagues menos.

Es un trámite que tiene costos notariales, pero hoy en día la mayoría de los bancos absorben este concepto. Aprovecha esta libertad y paga menos por tu hipoteca.

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Written by Cristian Monroy

Consultor en Marketing, Tecnología y Social Media. Más de 8 años desarrollando negocios y capacitando profesionales. ¿Tienes una idea? Te ayudo a hacerla realidad. Te proporciono información accionable y basada en la experiencia. La información es poder y yo te enseño a sacarle el máximo provecho.

Mi curso más reciente: Psicología social aplicada al marketing

Contrata artículos patrocinados en: Contacto

2365 posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.