Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Publicado en:

La digitalización en los gimnasios, una tendencia que llegó para quedarse


Según Stephen Hawking, la automatización es parte del progreso.

La tecnología ha hecho posible que las empresas que la adoptan sean cada vez más productivas, empleando cada vez menos personas.

Esto no es del todo malo, y es que si bien desaparecen puestos de trabajo en los que se favorecen las actividades rutinarias o repetitivas, se crean otros que fomentan la creatividad, premian las habilidades manuales especiales o mejoran la percepción social.

La digitalización en los gimnasios

Entre las ventajas más destacables de su implementación se encuentran:

  • Disminución en los costos de producción o de prestación del servicio.
  • Mayor productividad.
  • Incremento en los niveles de calidad.
  • Definición de una propuesta de valor real, sostenible en el tiempo.

El auge de los gimnasios inteligentes

El deporte como industria ha aprovechado de manera histórica su capacidad de fomentar la idealización, se trata de un mercado en crecimiento del cual se desprenden modelos de negocio lucrativos.

En los gimnasios de manera específica, gran parte del éxito se basa en la personalización de la oferta.

Proporcionarte exactamente lo que necesitas, cómo, cuándo y dónde lo necesitas.

Convergencia entre deporte y tecnología, una combinación que ha sido exitosa en el objetivo de enriquecer la experiencia del consumidor.

La digitalización en los gimnasios ha, no sólo mejorado el servicio al cliente, sino también mejorado el rendimiento del deportista, los convierte en infraestructuras inteligentes.

Y es que un gimnasio inteligente no sólo te ofrece la mejor tecnología sino que lo complementa eliminando las restricciones de horario, ofreciendo aparatos de calidad y permitiendo incluso realizar rutinas con un instructor virtual.

Imagina, los mismos resultados pero en períodos de tiempo más cortos.

Es ahí donde las ofertas como la del gym Smartfit cobran relevancia:

No es necesario estar tres horas al día en el gimnasio para ver resultados, ya que con sólo 25 minutos puedes lograr una eficiente quema de grasa llegando más rápido a los resultados que deseas obtener.

La tecnología es la clave pero no lo es todo

Un gimnasio inteligente es más que sólo incluir pantallas y monitores deportivos, ya que de no hacerlo de manera correcta te puedes encontrar rápidamente con alguno de estos problemas:

Relacionado  Ni Apple, ni Google; esta es la marca que más ha incentivado los pagos móviles

Falta de especialización

Una gran tecnología sin una persona capacitada de manera efectiva para manejarla es una pérdida de dinero y trae como consecuencia una subutilización de la misma.

Es por eso que el personal especializado es esencial para mantener la ventaja competitiva que proporciona la digitalización.

Dependencia tecnológica

Comprar aparatos con la intención de crear un gimnasio inteligente, sin una estrategia detrás, puede ser contraproducente.

Dependencia de un solo proveedor, aunada a contratos de mantenimiento poco convenientes pueden impactar el crecimiento y posterior posicionamiento de un negocio.

Obsolescencia tecnológica

El proyecto inicial para la puesta en marcha de un gimnasio inteligente puede ser atractivo y haber demostrado viabilidad teórica, una planeación que no prevea la obsolescencia puede favorecer el efecto contrario.

Claro, el riesgo asociado a la obsolescencia es inherente a la misma utilización de cualquier tecnología, pero minimizar la posibilidad de un impacto negativo es un elemento básico a tomar en cuenta y para el cuál se debe estar preparado.

Toma en consideración factores como el retorno de la inversión y la amortización de tu inversión.

Falta de flexibilidad en el modelo de negocio

La tecnología debe fomentar la escalabilidad y no limitarla.

El flujo de actividades, tanto en la administración como en la operatividad de un gimnasio, no debe caer en la rigidez.

Los procesos deben tener el objetivo de mejorar la experiencia del usuario a través de la tecnología, no entorpecerla.

Demasiadas máquinas y poco lado humano

Si la digitalización favorece la productividad, es tentador pensar que entre más máquinas es mejor, sin embargo hay un elemento imprescindible en el éxito de un gimnasio inteligente: el lado humano.

La motivación es temporal, y es que a menos que el deporte sea una pasión natural en tu persona, es probable que las ganas de entrenar se disipen en apenas unos meses o incluso semanas.

Para mantener la actividad es importante de rodearte de profesionales y personas afines que te ayuden en el proceso de adaptación, puesta en marcha y seguimiento de tus entrenamientos, socializar es importante.

Como has podido notar el modelo no es complejo, siempre y cuando cuentes con las estrategias y el respaldo profesional adecuado.

La digitalización en los gimnasios es una tendencia que llegó para quedarse, la tecnología no tiene punto de retorno, aprovecharla o rezagarte es una decisión que más que del entorno depende de ti. ¿Cuál es tu decisión?

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Written by Cristian Monroy

Consultor en Marketing, Tecnología y Social Media. Más de 8 años desarrollando negocios y capacitando profesionales. ¿Tienes una idea? Te ayudo a hacerla realidad. Te proporciono información accionable y basada en la experiencia. La información es poder y yo te enseño a sacarle el máximo provecho. Contacto.

2248 posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.