Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Publicado en:

La falacia del dinero en el emprendimiento P.D. El dinero es un medio no un fin

¿Has emprendido o estás pensando en emprender? ¿Cuál es la principal motivación para hacerlo?

Las razones son variadas: crecimiento profesional, libertad financiera, liberarse de jefes y horarios, entre otras pero ¿qué estás dispuesto a hacer para alcanzar tus objetivos?

Emprender exige preparación, compromiso y una perspectiva, ante la vida y ante los negocios, distinta a la de la mayoría de los personas.

La falacia del dinero en el emprendimiento

El papel del dinero en el emprendimiento

El dinero juega un papel fundamental en el desarrollo de negocios, es para muchas personas la principal razón para emprender un negocio, irónicamente es también una de las principales razones por las que un negocio no funciona.

Pero vamos por partes…

En mi trabajo como consultor, entre los principales factores por lo que una persona no da el primer paso en el proceso de creación de una empresa propia se encuentran:

  • La falta de experiencia, conocimientos o habilidades específicas.
  • La falta de dinero.

Siendo esta última la que tiene mayor peso pero ¿puede llegar a convertirse en un impedimento lo suficientemente fuerte como para hacer desistir a más de uno de emprender?

No debiera pero desafortunadamente lo es.

Y no debiera porqué en la actualidad existen múltiples opciones, cada vez más accesibles, convenientes y seguras que permiten al emprendedor lograr sus objetivos.

Maneras en las cuáles un emprendedor puede obtener recursos

Existen distintas maneras en las cuáles una persona que decide emprender puede acercarse de recursos, tanto económicos, como humanos e incluso de infraestructura, entre ellas se encuentran:

Friends, Family and Fools (amigos, familia y “el que se deje”)

Se trata de las personas que se encuentran en tu entorno más cercano. Es una de las principales maneras de obtener financiamiento por parte de los emprendedores primerizos, es relativamente rápido y simple y, si logras convencerlos de unirse a tu proyecto proporcionando capital, entonces has logrado un gran avance en el proceso de creación de tu nueva empresa.

Este método también tiene inconvenientes, entre ellos: el capital puede no ser muy elevado, si los objetivos no se cumplen a tiempo puedes comenzar a sentir la presión familiar y por último, al ser tratos que se cierran de manera afectiva, es decir que no existe formalidad al respecto, puede hacer detalles poco deseados, como el hecho de que, quién te aporto capital, puede llegar a creerse en algún momento dueño del negocio en el que has invertido tanto tiempo.

Créditos

De estos existen varios, los préstamos personales, micropréstamos, fintech y crédito 24 horas por mencionar algunos.

Estos últimos por ejemplo, suelen resolver el problema de liquidez en periodos cortos de tiempo y son una buena opción para las personas que, por alguna circunstancia, no ha podido acceder a un crédito bancario.

Además se evita el papeleo excesivo y las visitas presenciales innecesarias pudiendo solicitar el capital directamente desde tu computador o incluso desde el móvil.

Eso sí, nunca olvides que un crédito es dinero prestado, y como tal, en algún momento se tiene que pagar.  Por tal motivo es conveniente que nunca solicites más de lo que te sea posible pagar basado siempre en tus proyecciones de ingresos a corto y mediano plazo.

Relacionado  25 maneras de ganar dinero extra que puedes comenzar a aplicar hoy mismo

Préstamos bancarios

Aunque en la actualidad los bancos intentan acercar apoyos a emprendedores, la realidad es que tanto los requisitos como las tasas de interés terminan por desincentivar a ese público objetivo.

Si tienen un proyecto solvente y bien trabajado entonces tienes una buena oportunidad de acceder a este tipo de préstamos, de lo contrario te encontrarás con una barrera burocrática que termina por desgastar.

Ahora bien, si por fin lo has obtenido, entonces intenta cumplir con los plazos de pago pactado y evita retrasarte, el negocio del banco es cobrar los intereses y poco le interesa si hay factores internos o externos que te están impidiendo cumplir con tus objetivos.

Crowdfunding

También llamado financiamiento colectivo, consiste en que el emprendedor da a conocer su proyecto, normalmente en internet, y recibe capital de todo aquel que ha demostrado interés en él.

Es una excelente manera de matar dos pájaros de un tiro, ya que obtienes capital y al mismo tiempo realizas una prueba de mercado para obtener retroalimentación sobre tus productos, servicios o prototipos.

El referente internacional en Kickstarter, aunque existen otros sitios complementarios especializados o enfocados a determinada región o país.

Inversores ángeles

Los ya famosos business angels con buena fama en el ecosistema emprendedor.

Son personas que ofrecen capital a empresas de reciente creación, mejor conocidas como start-ups. La gran ventaja es que no solo te ofrecen dinero, sino también se involucran en tu proyecto, es decir, proveen experiencia, conocimientos y contactos.

Además, como invierten su propio capital, se convierten en promotores activos de tu negocio ya que su interés es que funcione, se posicione y por supuesto, genere utilidades.

Capital de riesgo

El también conocido como capital emprendedor o venture capital, apoya empresas en fase de crecimiento y con un elevado potencial.

La ventaja es que accedes a montos de capital bastante generosos, aunque  claro, también adquieres la obligación de hacerlo generar empleos, productos/servicios y claro, más dinero.

Las empresas que ofrecen este tipo de apoyos solicitan a cambio participaciones en tu empresa, pero no lo veas como una pérdida de control sino como una oportunidad de crecimiento. Después de todo, qué prefieres ¿un pequeño pastel completo o una rebanada de un pastel enorme? Y si ese pastel sirve para apoyar a más personas pues no hay mucho más que pensar.

Otros apoyos

Depende del país donde te encuentres, normalmente existen instituciones dependientes del gobierno que apoyan a los emprendedores y, como el objetivo es la creación integral de empresas, entonces no solo proporcionan soporte económico sino de infraestructura o enviándote personal pagado por un periodo de tiempo.

Infórmate y aprovéchalos.

Recomendaciones finales

La falta de dinero es una falacia, un pretexto para no emprender.

¿Cualquier puede ser emprendedor? La respuesta no es tan sencilla ni puede ser tan tajante. Puede ser emprendedor cualquier persona que se interese por prepararse de manera continua, por proporcionar un beneficio social, por dinamizar la economía a través del desarrollo de acciones que favorezcan el bien común, y por supuesto, que tome la decisión por convicción y no por necesidad.

Un emprendedor forzado no tendrá la claridad necesaria para llevar por buen camino ni a una empresa ni al grupo necesario de personas para llevarla a buen término.

El dinero al final de cuentas no es fin, es un medio que te ayuda a lograr tus objetivos, el dinero no hace al emprendedor, más bien debe ser todo lo contrario.

Y tú ¿qué esperas para emprender?

Compartir, , Google Plus, Pinterest,

Written by Cristian Monroy

Consultor en Marketing, Tecnología y Social Media. Más de 8 años desarrollando negocios y capacitando profesionales. ¿Tienes una idea? Te ayudo a hacerla realidad. Te proporciono información accionable y basada en la experiencia. La información es poder y yo te enseño a sacarle el máximo provecho. Contacto.

2165 posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *