Heineken International es una de las marcas más conocidas a nivel mundial con distribución de productos en alrededor de 70 países, sin embargo la cerveza que todos conocemos del mismo nombre, es solo una de las 250 marcas que maneja la empresa.
 
El objetivo del rediseño del logotipo que representa a la organización busca precisamente la diferenciación con el logotipo de la cerveza, así podemos notar los cambios que se hicieron tanto en tipografía como en el formato, cambiando a mayúsculas y añadiendo la estrella roja que representa el espiritú y energía de los casi 70,000 empleados que tiene la compañia a nivel mundial, esto según palabras de ellos mismos.
 
El cambio ha recibido como casi siempre sucede críticas polarizadas, habrá que ver si realmente cumple con su objetivo, al final el cliente tiene la última palabra.
Vía y Fotografía | Brand New