60% de los usuarios utilizan el servicio de streaming de música aunque sólo el 10% paga por él